Un hijo superdotado de Boston Medical Group

Internet es un lugar maravilloso. Un continente recién descubierto y en contínuo crecimiento que, al contrario que los continentes físicos, cuanto más es explorado más difícil se vuelve de abarcar. ¿Cuántas veces puede llegar a eyacular un hombre en 24 horas?

Internet tiene capas. Para muchos no llega más allá del portal por el que acceden a Internet, pero para otros, los más curiosos, es un pozo de conocimiento o depravación dependiendo de su estado de ánimo, pero siempre sin fondo.

Según el urólogo Jamin Brahmbhatt, el período refractario masculino puede ser de minutos a días, dependiendo de cada uno.

La curiosidad, que puede resultar mortal para los gatos, a los #HomoEréctiles nos alimenta y nos vuelve cada vez más fuertes, más homos, más eréctiles.

Reddit, el agregador de noticias, es uno de nuestros lugares de Internet favoritos desde que lo encontramos o, más apropiadamente, caímos en él. Un lugar donde los usuarios pueden añadir texto, imágenes, vídeos o enlaces y en el que otros usuarios pueden votar a favor o en contra del contenido; un lugar donde grupos de personas con intereses comunes comparten cosas y hablan sin tapujos entre sí.

Es el lugar donde uno puede acercarse a preguntar, en total confianza, cosas como: “¿Cuántas veces puede llegar a eyacular un hombre en 24 horas?” sin miedo a ser juzgado y a sabiendas de que tiene el entretenimiento asegurado.

La comunidad r/sex en concreto se define como “para discusiones civilizadas sobre todas las facetas de la sexualidad y las relaciones sexuales. Es una comunidad sexualmente positiva y un espacio seguro para personas de todos los géneros y orientaciones. Esta es (en su mayor parte) una comunidad “seria”

Y como nosotros nos consideramos gente “seria” así, entre comillas, no podíamos más que encontrarnos entre sus más fieles seguidores.

Entre nuestras respuestas favoritas a la pregunta en cuestión podemos encontrar todo tipo de perfiles, desde los bocones que presumen de hacerlo 32 veces por hora hasta los perfiles más científicos que se preguntan: “cuánto volumen de eyaculación sería capaz de producir la próstata y a qué velocidad. Por ejemplo, si te hubieras tomado unas cuantas viagras y te hubieras puesto en marcha, ¿cuántas veces te habrías venido hasta que empezaras a disparar nada más que aire?” (efecto que otros usuarios no tardan en bautizar como: la “bala fantasma”).

Habría que contestar que el esperma no se produce en la próstata, como bien señala algún Redditor mejor informado, sino en los testículos, más concretamente en las estructuras enrolladas que les dan forma y que llamamos túbulos seminíferos. De ahí pasan a otra estructura enrollada que corona los testículos y que llamamos epidídimo, pero ya nos estamos desviando del tema original…

Según el urólogo Jamin Brahmbhatt, el período refractario masculino puede ser de minutos a días, dependiendo de cada uno.

El orgasmo masculino tiene tres etapas. La primera es la fase de excitación, esa parte en la que se nos ponen duros los pezones o se nos eriza la piel… Cosas por el estilo.

Después viene la fase de la meseta, cuando nuestro nivel sostenido de excitación nos termina llevando hasta la eyaculación, dejándonos a las puertas de la tercera fase, el período refractario. Ese periodo refractario es el momento en que perdemos nuestra erección y no conseguimos recuperarla por mucho empeño que le pongamos, hasta que pasa el suficiente tiempo. 



Las mujeres, en principio, no tienen que superar ningún período refractario y podrían venirse, en teoría, una y otra vez, pero como la pregunta no es cuántas veces puede venirse un hombre, sino cuantas puede eyacular antes de empezar a disparar balas de fogueo, sigamos…

Nuestro período refractario, el que tenemos que superar para poder volver a la carga depende principalmente de dos componentes: nuestro pene y nuestro cerebro.

En teoría, aunque acabemos de eyacular, nuestros testículos no necesitan tiempo para recuperarse pues son capaces de generar 1500 espermatozoides por segundo, un flujo imparable de descendencia potencial cuyas ansias de dominación mundial recuerdan a Gengis Kan y están siendo ahora mismo seriamente decepcionados por la falta de compromiso de nuestro pene. Porque es el pene el que acaba de mandar un mensaje a nuestro cerebro para que, una vez cumplido su encargo y entregada su carga, le retiren el exceso de sangre que lo mantiene erecto. 



A los neurotransmisores de tu cerebro les da igual que tú, o tu pareja, deseén seguir adelante. Ellos han recibido el mensaje de tu pene y ya han redistribuido a otras partes del cuerpo la sangre que te mantenía firme, y para devolver la sangre a donde tú la quieres tienen que girar las ruedas de tu burocracia interna y que el proceso comience otra vez desde cero. 

En los hombres más jóvenes puede ser cosa de meros minutos, pero a los adultos bien puede costarnos media hora. En personas más mayores aún, una vez al día ya es motivo suficiente de celebración.

También está la cuestión del deseo, que puede desaparecer tan pronto como nuestra erección. Una vez hemos eyaculado ninguno de los dos desaparece por arte de magia, es que nuestro cerebro celebra el orgasmo liberando copas de serotonina para todos; copas que al contrario que las copas de dopamina que recibimos durante la fase de excitación ahora nos vuelven perezosos.

Por si eso fuera poco nuestro cerebro también libera una oportuna dosis de oxitocina tras el orgasmo, como para insistir en su opinión de que nos conviene más una siesta que volver a eyacular. Así que ahí tienen la respuesta a nuestra pregunta original. Puede saber a poco, pero sólo podemos contestar que: depende de cada uno; de su pulsión sexual, de su edad, de su alimentación, de su nivel de hidratación y estado de salud.

En el libro Cualquier hombre puede, de William Hartman y Marilyn Fithian del Centro de Estudios Maritales y Sexuales en Los Ángeles, allá por los años ochenta del siglo pasado, se hablaba de un caso de un hombre capaz de orgasmar 16 veces por hora, pero sin llegar a eyacular. ¿Es ese tu caso? ¿Cuál es tu record personal?

La clave para orgasmar más, dicen, y no sólo los usuarios de Reddit, es eyacular menos, tal y como haría un filósofo taoísta entregado a las artes del sexo tántrico, a base de ejercicios de suelo pélvico y practicar obsesivamente con su escala de placer personal: llevándose una y otra vez “casi” hasta el orgasmo pero sin llegar a eyacular. 

Puede parecer una perversa forma de tortura pero los ya mencionados maestros taoístas aseguran ser capaces de orgasmar un número ilimitado de veces sin desintegrarse a base de convertir su masa muscular en líquido seminal.

A nosotros, que esto ya nos agarra algo mayores, no nos parece nada mal disfrutar del merecido descanso tras el sexo que nos recomienda nuestro muy sensato cerebro.

Si te gusta, comparte

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.