Un hijo superdotado de Boston Medical Group

La vida es cuestión de números y estos son los 10 números más importantes para un hombre.

Decía el poeta Ezra Pound que “todas las cartas hablan a la vez de amor y de dinero” independientemente de lo que pretendiesen sus autores. Por su parte, la progresía del 68, tomaba las calles de París al grito de “todo es política” y nosotros de política no sabemos, lo que sí sabemos es que todo, al final, es cuestión de números. Estos son los que todo hombre debería saberse de memoria:

 


120/80 mm Hg

Es la medida ideal de tu presión arterial. Objetivo saludable de todo el que tenga pulso y emita latido. La primera cifra es la presión sistólica, cuando el corazón está bombeando y la segunda la presión diastólica, cuando el corazón disfruta de una pausa entre latido y latido.

Se considera alta la presión arterial por encima de 140/90 mm Hg, pero cualquier medida entre normal y alta puede considerarse prehipertensión. Más del 30% de los varones por encima de los 18 años tienen la presión alta y sus corazones se ven obligados a trabajar más duro para superar la resistencia en los vasos sanguíneos. ¿Secuelas? la mayor posibilidad de un derrame o de un ataque al corazón, y acabar con un pene que no se levanta ni por equivocación.

Consulte con un médico si este asunto le preocupa, pero puede empezar por tomar sus propias medidas: dieta baja en grasas saturadas y sal, acompañada de ejercicio unas tres veces por semana.

 

200 mg/dL

Es el límite saludable de colesterol en sangre. No todo el colesterol es malo, pues ayuda al cuerpo a producir hormonas, vitamina D y ácidos que contribuyen a la digestión. Demasiado colesterol, eso sí, puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y también fallos de erección.

Una vez más, una dieta saludable o la pérdida de peso en el caso de que ya lo tenga, acompañado también de una vida activa o ejercicio frecuente, puede ayudarle a reducir sus niveles de colesterol. Ah, y té verde, reputado antioxidante que también puede echar una mano.

 


100 mg/dL

Debería ser el objetivo del nivel de glucosa/azúcar en la sangre tras al menos ocho horas de ayuno. Los niveles altos de azúcar en sangre, sostenidos en el tiempo, acaban por dañar los vasos sanguíneos, con el consecuente riesgo de ataque cardiaco o derrame cerebral. Por si fuera poco, también afecta a nuestra salud renal y ocular, y disfunción eréctil ¿por qué no?

Una vez más, ejercicio y dieta saludable pueden ayudar a mantener sus niveles de azúcar dentro de lo razonable. No bajar la guardia y tener el nivel de azúcar bajo control es esencial para evitar cualquier sorpresa.

150 minutos

Por si no había quedado claro todavía, es recomendable realizar 150 minutos de ejercicio moderado a la semana; unos 20 minutos al día. Estos pueden repartirse de cualquier manera, desde sesiones de paseo vigoroso hasta entrenamiento de fuerza con pesas. Menor intensidad y menor frecuencia y podríamos no alcanzar el objetivo deseado. 

Si de caminar pasamos a correr y a nuestros entrenamientos les añadimos pesas podríamos reducir el tiempo a 75 minutos, poco más de 10 minutos al día. ¿Quién no tiene ese tiempo en su agenda?

Si tiene el colesterol alto, la presión arterial alta o un historial familiar significativo de enfermedades cardíacas, convendría consultar con su médico antes de matarse en el gimnasio. El ejercicio, sobre todo al aire libre, no aporta únicamente beneficios físicos, sino también mentales y es menos probable que lo abandonemos por aburrimiento.

 

75%

Tres de cada cuatro suicidios son cometidos por hombres. Demasiados hombres consideran que han de cargar, a solas y sin rechistar, con todo lo que la vida les lance al rostro, pero no es así. No somos invulnerables y conviene acudir a un especialista, como haríamos con nuestras dolencias físicas, si nos cuesta sobrellevar nuestra natural angustia existencial.

Para lo demás, pocas cosas unen tanto como compartir nuestras penas con amigos o seres queridos. “Un hombre solo está siempre mal acompañado” que decía el poeta francés Paul Valéry. Lo sabía bien, pues murió profundamente afectado por una ruptura sentimental.

14

Catorce son las bebidas alcohólicas que no debemos superar a lo largo de una semana; dos al día. Pasada esa cifra ya no podremos decir que bebemos moderadamente. Más alcohol y su efecto ya no puede considerarse saludable para el cuerpo, con el subsiguiente aumento en presión arterial, aumento de peso, disfunción eréctil, etc, etc.

Los más ambiciosos echarán también pronto a perder su hígado. Don Draper, el adonis protagonista de la serie Mad Men, decía que “uno no tiene problemas con la bebida hasta que empieza a contar lo que bebe” y sabía de lo que hablaba porque no le salían las cuentas.

 

10

Diez años de vida es lo que pierden en promedio los fumadores vs. los no fumadores. Una vez más, haga sus cuentas y decida. La comunidad médica está ahí para facilitarle toda la información que necesite. Y por cierto, el exceso de tabaco también genera problemas en la entrepierna.

5

La dieta, la dichosa dieta. Hemos de tratar de comer cinco porciones de fruta y verdura al día.

Tenga en cuenta, además, que una dieta alta en fibra soluble como la que puede encontrar en la avena, las manzanas o las peras, funciona siempre mejor acompañada de la ya tan repetida rutina de ejercicio. La fibra soluble puede ser clave para retardar la progresión de la grasa del vientre a medida que envejecemos, uno de los principales testigos del aumento de posibilidades de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer.

 

24,9

Es el límite de IMC saludable. El Índice de Masa Corporal es el promedio de grasa por altura y se utiliza para detectar la categoría de peso a la que pertenecemos y los problemas de salud que tenemos posibilidades de afrontar de acuerdo a nuestra categoría; está fuertemente relacionado con nuestro funcionamiento metabólico y nuestra propensión a ciertas enfermedades. A grosso modo:
18.5 – 24.9: Peso normal/saludable
25.0 – 29.9: Sobrepeso
30.0 o más: Obesidad

7:46

Siete horas y cuarenta y seis minutos es la duración óptima del sueño según los finlandeses. Todo deporte maximiza sus beneficios cuando es acompañado de un sueño reparador. Los hombres que duermen bien registran menos días de enfermedad al año. 

Escatimar en sueño deriva, además, en un aumento de presión arterial, enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, etc, etc. ¿Ya han detectando el patrón?

Si te gusta, comparte

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.